Construye un cronograma del proyecto

Una estructura de desglose de trabajo identifica el trabajo que la gente tiene que hacer para completar un proyecto, pero no dice cuánto tiempo llevará o cuándo se podrá ejecutar.

 

Convertir la lista de tareas en un cronograma.

 

Primero, coloca las tareas en el orden secuencial correcto. Es decir, especifica qué tareas deben finalizar antes de que puedan comenzar otras, qué tareas comienzan o terminan al mismo tiempo, y así sucesivamente.

 

Por ejemplo, no es posible conectar un equipo a la red eléctrica hasta que se haya instalado el equipo y se haya ejecutado el cableado.

 

Te puede interesar:

Para ordenar las tareas, especifica las dependencias, también llamadas enlaces, entre tareas de proyectos.

 

Veremos dependencias en más detalle más adelante. Por ahora, el tipo de dependencia más común es terminar para comenzar.

 

Segundo, necesitas estimar el tiempo que tomará cada tarea. Las estimaciones de tiempo y el orden en que ocurren las tareas ayudan a determinar cuánto tiempo llevará todo el proyecto.

 

Debes estimar con la mayor precisión posible, ya que subestimar y sobreestimar ambos conducen a problemas en el proyecto.

Te puede interesar:

 

En tercer lugar, debes identificar a las personas en el equipo del proyecto y asignarlas a las tareas.

 

Con el tiempo estimado y las personas asignadas para hacer el trabajo, puedes calcular la duración de la tarea.

 

Finalmente, toma en cuenta otras restricciones, como los plazos y la disponibilidad de recursos.

 

Si el cronograma del proyecto inicial no hace exactamente lo que quiere, puedes ajustarlo de varias maneras.

 

Una de ellas es  tratando de acortar el cronograma del proyecto, reducir costos o equilibrar las cargas de trabajo de las personas.

 

El cronograma del proyecto, es uno de los aspectos más importantes. Te dice cuánto durará y cuándo necesitarás a las personas que harán el trabajo.

Mi nombre es Juan Fernando Pacheco, sin embargo en un mundo donde no he logrado la estandarización del como utiliza mi nombre el común de las personas –unos me llamaban Juan, otros Fernando y otros por mi nombre compuesto Juan Fernando- Lo más sencillo es acortarlo en únicamente mi apellido. Pacheco.

A %d blogueros les gusta esto: