¿Cómo gestionar el riesgo del proyecto?

El riesgo del proyecto representa la incertidumbre.

 

Eso significa sucesos o eventos buenos o malos que pueden ocurrir en el futuro.

 

Al gestionar el riesgo del proyecto, no sólo reduces la probabilidad y el impacto de los eventos negativos, sino que estás listo para aprovechar los sucesos positivos que se producen.

 

Pasos a tomar en cuenta al gestionar el riesgo del proyecto

 

El primer paso al gestionar el riesgo del proyecto es la elaboración de un plan.

Te puede interesar:

 

Básicamente, en este se explica cómo realizar tareas de gestión de riesgos del proyecto.

 

Mediante la planificación de la gestión de riesgos, asegúrate de que hay suficiente tiempo y recursos reservados para estas importantes tareas.

 

Con esto realizaro el plan de gestión de riesgos está establecido y listo.

 

Te puede interesar:

El segundo paso es identificar los riesgos que el proyecto podría enfrentar. Esto no es una actividad que se realiza una sola vez y nada más.

 

Deberías revisar este paso de vez en cuando para buscar nuevos riesgos que puedan surgir a medida que avanza el proyecto.

 

De hecho,  seguramente llegarás a descubrir que la lista de riesgos es abrumadoramente larga.

 

La buena noticia es que no tienes que necesariamente gestionar todos los riesgos que has identificado en el proyecto.

 

Esto es por eso que el siguiente paso es analizar la probabilidad de que cada riesgo pueda ocurrir, así como su impacto en el proyecto si llega a suceder.

 

De esta manera, podras priorizar los riesgos para centrarte en los riesgos que tienen mayor probabilidad e impacto.

 

Hay muchas maneras de manejar los riesgos y como evitarlos, transferir el riesgo a otra persona, eso es lo que es el seguro, mitigar el efecto del riesgo, llegar a planes de contingencia, etc.

 

Para cada riesgo que manejes, eres tu quien decide cómo vas a responder al riesgo en caso de que ocurra.

 

El tercer y último paso es monitorear los riesgos.

 

Siempre debes, mantener un ojo en los riesgos para que sepas de inmediato si estos ocurren.

 

En ese punto, es donde debes atacar el riesgo e implementar la respuesta que has eligidó.

 

A continuación, realiza un seguimiento de los resultados para asegurarte de que la respuesta está funcionando.

 

La gestión del riesgo es importante durante toda la vida de un proyecto. Ayuda a reducir el impacto negativo de los eventos perjudiciales y también ayuda a aprovechar al máximo los positivos.

Mi nombre es Juan Fernando Pacheco, sin embargo en un mundo donde no he logrado la estandarización del como utiliza mi nombre el común de las personas --unos me llamaban Juan, otros Fernando y otros por mi nombre compuesto Juan Fernando- Lo más sencillo es acortarlo en únicamente mi apellido. Pacheco.

Cookie consent wordpress plugin
A %d blogueros les gusta esto: