¿Cómo construir una estructura de desglose del trabajo?

La mejor manera de construir una Estructura de Desglose del Trabajo es comenzar por encima y avanzar hacia abajo.

 

Por encima, me refiero al nivel superior de tareas de resumen.

 

Para proyectos más grandes, puedes trabajar en equipo para identificar los primeros niveles de tareas de resumen.

 

Luego, el equipo puede dividirse en grupos más pequeños para dividir las tareas de resumen en trozos más pequeños.

Te puede interesar:

 

Al final, todos se reúnen para revisar los resultados y corregir cualquier problema.

 

Comienza por usar la declaración del alcance y los entregables para identificar las tareas de resumen de nivel superior.

 

Por ejemplo, dado que el alcance del centro de conferencias incluye la actualización de los equipos y la remodelación de las salas, debes agregar tareas de resumen para cubrirlas.

 

Te puede interesar:

A continuación, divide cada una de las tareas de resumen en piezas más pequeñas.

 

Aquí es donde los entregables intermedios son útiles para identificar tareas de resumen de menor nivel y paquetes de trabajo.

 

Por ejemplo, el proyecto del centro de conferencias incluye entregas para contratos firmados.

 

Agreguemos tareas para obtener propuestas, seleccionar proveedores, negociar y firmar los contratos.

 

La pregunta obligada ¿cuánto desglose es suficiente?

 

La regla general que la mayoría de los gerentes de proyectos usan es disparar por paquetes de trabajo que tardan entre ocho y 80 horas en completarse.

 

Considera dividir el trabajo del proyecto para que coincida con la frecuencia de tus informes de estado. De esa manera, tienes un progreso mensurable y tareas completadas para cada informe de estado.

 

Utiliza las siguientes pruebas para determinar si has reducido el trabajo al nivel correcto.

 

El tiempo y el costo son fáciles de estimar. El estado es fácil de medir. Las duraciones de las tareas son más cortas que los periodos de informes.

 

El detalle está en el nivel que puedes y quieres administrar. Diferentes partes de un proyecto pueden requerir diferentes niveles de descomposición.

 

Una parte del proyecto puede incluir más trabajo, por lo que se divide en tres niveles.

 

Si otra parte del proyecto es más simple, es posible que solo necesite dos niveles.

 

No te preocupes por la organización inicial de la estructura de desglose del trabajo, puedes reorganizarla más adelante a medida que obtengas más información sobre el proyecto.

 

Construir la estructura de desglose del trabajo desde arriba hacia abajo funciona bien. Porque puedes usar la declaración del alcance y los entregables intermedios para ponerlo en marcha.

Mi nombre es Juan Fernando Pacheco, sin embargo en un mundo donde no he logrado la estandarización del como utiliza mi nombre el común de las personas –unos me llamaban Juan, otros Fernando y otros por mi nombre compuesto Juan Fernando- Lo más sencillo es acortarlo en únicamente mi apellido. Pacheco.

A %d blogueros les gusta esto: